Atención estas son las actitudes que pueden alejar el amor.

Todos queremos vivir un cuento de hadas en el amor, una historia llena de alegría donde al final podamos decir y vivieron felices por siempre. 

Para que esto se convierta en realidad será importante que cada miembro de la relación, pueda estar constantemente en una visión interna de cambio y mejoramiento.

Pues las virtudes siempre serán bien recibidas, pero las fallas son las que tendrás que soportar, quizás, toda tu vida. Realizar esta reflexión y priorizarla, debería ser esencial en toda relación.

Es mejor hablarse de frente, con objetividad, antes de dar un paso que puede ser muy trascendental en tu existir. Difícilmente una persona adulta, cambiará algún día su forma de ser.

¿Qué buscas del amor?

Las personas, por lo general, buscan demasiado el amor, pero a la vez hacen muchísimas cosas para alejarlo.

Más que una contradicción o paradoja de la vida, es una contradicción contigo mismo. A continuación, analizaremos cuatro de esas actitudes que nos alejan del amor.

Ser celoso y celar:

en el amor, el otro no es una propiedad, los celos casi siempre son un motivo de conflicto en las parejas.

Usualmente revelan baja autoestima, un nivel elevado y negativo de intento de posesión sobre el otro y, en general, hablan de nuestros miedos.

La infidelidad:

cuando el engaño se hace presente en la relación, y la sinceridad y la confianza, materia prima de cualquier relación no se encuentra en niveles óptimos.

Esto, desde luego, nos aleja del amor, ya que pocas personas le apuestan a la “nada” La infidelidad es, por su parte, una manera de decir: “no llenas mi vida; necesito alguien más” … “diferente a ti”.

Aunque también puede significar muchas cosas más, como una necesidad de llamar la atención, o una expresión de agresividad frente a la pareja, entre otras.

Discusión-agresión:

cuando se “dialoga” a los gritos, el idioma del amor es el diálogo, no las discusiones y, muchísimo menos, la violencia o las agresiones de cualquier índole.

Esta actitud nos aleja del amor, de manera significativa, porque cuando se pierde el respeto en una relación, se pierden muchísimas cosas más. Expresar los sentimientos de una forma apropiada da origen a un vínculo sano de entendimiento.

Y si dos personas hablan el mismo lenguaje, habrá mejores niveles de comprensión: se construye un idioma común o, al menos, un medio idóneo de comunicación.

Falta de equidad:

cuando solo uno se hace responsable de la relación. La reciprocidad es primordial en una pareja, dado que se habla de dos y no de uno.

En teoría, todo o casi todo, sobre la base de los deberes y las obligaciones, debería ser: “50 y 50” Pero cuando se desequilibra esta balanza, los cimientos comienzan a agrietarse y la relación tiende a resquebrajarse.

Comienza a predominar una persona sobre la otra, quizás en términos de poder, quizás en términos de decisión, y por ende, la relación puede deteriorarse.

Interesante

PUEDES TENER FILOFOBIA: MIEDO A ENAMORARTE

¿Te sientes incómodo cada vez que te preguntan por tu vida amorosa? Existen personas a las que les aterra la idea de enamorarse. A esto se le conoce como filofobia.