Mitos y verdades sobre la calvicie

La calvicie, también llamada alopecia, es un problema muy frecuente en la población ya que millones de personas al redor del mundo la posen, y muchas veces son índices de discriminación o de bullying.

La caída del cabello es algo natural, ya que forma parte de su proceso de crecimiento y es necesario que el pelo caiga para que otros nuevos lo sustituyan. Sin embargo, el problema de la calvicie surge cuando esta regeneración no se produce al ritmo debido, provocando que los afectados pierdan el pelo de forma total o parcial.

Mitos y verdades sobre la calvicie

Muchas veces el poco crecimiento de este mismo se debe a que usamos hábitos negativos en nuestra vida cotidiana o de que usamos químicos en nuestro cabello. O se trata la mayoría de la vez de generaciones es decir que su papa o su abuelo o tatarabuelo sufrieron en determinado tiempo de su vida este tipo de diagnóstico.

La sociedad de cada momento tiende a extender unos cánones de belleza que pasan a ser considerados como ideales por la población y hace que muchos intenten alcanzarlos, poniendo en riesgo su propia salud en muchas ocasiones. El peso corporal o el cabello son dos aspectos que suelen verse afectados por estos modelos impuestos. Personajes públicos como Bruce Willis o Vin Diesel han hecho de su calvicie un símbolo de identidad y han conseguido agitar el modelo de belleza masculino en favor de aquellos que sufren alopecia.

Aunque la alopecia es más común en hombres, se estima que un 10% de la población femenina mundial se ve afectada. En su caso se caracteriza por un debilitamiento del folículo, lo que provoca una pérdida de densidad capilar y calvas que se suelen concentrar en la parte superior del cuero cabelludo. Rara vez conduce hasta una calvicie total y sus principales causas son los desajustes hormonales, derivados de la menopausia o las hepatopatías, y los factores hereditarios.

Anqué la calvicie es más común en los hombres también existe un porcentaje de mujeres a nivel mundial que sufren de ella. Se estima que un 10 % de las mujeres se ve afectadas a este problema capilar, ya que normalmente se les debilita el cabello en su parte superior pero no dejándolas sin cabello en su totalidad.

Durante la segunda década del 2000, las barbas recuperaron el protagonismo perdido y se convirtieron en un elemento clave en el look de muchos hombres. Pero parece que no todos pueden tener esas barbas largas, espesas y brillantes e incluso muchos se encuentran con calvas.

Este problema se conoce como alopecia areata y afecta al crecimiento del bello facial, ya sea de forma parcial o completa, formando redondeles.

Hay quien dice que el uso de gorros y cascos ahoga el pelo, al igual que sucede con la gomina. Esto es falso, ya que estos productos solo afectan al aspecto estético del cabello y no al desarrollo del pelo en sí mismo.

Otro tópico afirma que lavarse con frecuencia el cabello puede ocasionar una mayor pérdida de pelo. Se trata de otro mito, ya que el champú no penetra hasta la raíz del cuero cabelludo. Por tanto, el lavado diario no provoca su caída. De la misma forma, el champú de caballo no tiene ningún efecto beneficioso sobre la caída de pelo.

Aunque existe la creencia de que el único remedio contra la alopecia es la cirugía, esta es una afirmación falsa. Existen diversos tratamientos en función del tipo de alopecia que sufra la persona.

Mucha gente piensa que hay que cortarse el pelo de vez en cuando para que crezca con más fuerza. En realidad, no es así ya que el crecimiento del pelo tiene lugar al nivel de la raíz del folículo, debajo de la piel del cuero cabelludo, por lo que la frecuencia del corte no influye en este proceso.

Existen números mitos sobre la caída del cabello, pero lo que tenemos por certeza es de que la mayoría de los casos, esto sucede por casos de hereditarios.

Interesante

5 estimulantes naturales para aumentar tu energía

¿Te encuentras cansado y no sabes cómo remediarlo? Estos remedios naturales te aportarán la energía …